Saltar al contenido

Descubre a los mejores micrómetros analógicos

El micrómetro analógico es uno de los instrumentos de medición que más se utilizan en las industrias, este posee dos extremos que ayudan a tomar la dimensión exacta de algún objeto, ya sea en centésimas de milímetros (0,01 mm) o milésimas de milímetro (0,0001 mm)

¿Qué es un micrómetro analógico?

Este artefacto es un instrumento de medición que posee diversos nombres además de micrómetro analógico, tales como: tornillo de Palmer o calibre Palmer, nace etimológicamente de las palabras griegas μικρο que significa micros, o pequeño y μετρoν que significa metron o medición; viéndolo de esta manera, se puede decir que este objeto se utiliza para estimar el tamaño o las dimensiones de algún objeto con suma precisión, en centésimas de milímetros (0,01 mm) o milésimas de milímetro (0,0001 mm)

La medición se realiza a través de sus dos extremos, gracias su tornillo que posee en su cilindro una escala grabada de medición, la cual hace que la persona que la esté utilizando pueda apreciar un nonio, el que viene siendo una escala auxiliar que te permitirá tener una medida aún más precisa, para que de esta manera el resultado sea el correcto.

La idea del micrómetro analógico surge en la época del Renacimiento y la Revolución Industrial, cuando se desató un interés extenso en medir los objetos con una mayor exactitud, se empezó principalmente con lo que era el nonio, sin embargo, en 1640 se inventó el tornillo micrométrico, gracias a William Gascoigne, que fue el propulsor que se necesitaba para que en la actualidad se tenga presente la evolución de este artefacto que es de suma utilidad.

Tipos de micrómetros analógicos

Existen muchos tipos de micrómetros analógicos, sin embargo, son tres los principales que dominan el mercado, estos son los siguientes:

  • Micrómetro exterior: Este tipo son los que más se utilizan en las industrias o empresas, sus formas y dimensiones son diversas y varían según el rango en específico que se enceste; se usa con más frecuencia a la hora de medir esferas, alambres, ejes o bloques.
  • Micrómetro interior: Como su nombre lo dice, su función especial es medir interiormente alguna dimensión, su funcionamiento no dista mucho del micrómetro exterior.
  • Micrómetro de profundidad: Este micrómetro es el que más dista de los otros dos, no solo por su forma de medición, sino también su estructura que es particularmente distinta a otras, se podría decir que este es incluso más pequeño y liviano, cuenta con unos ejes de diferentes medidas que son intercambiables, de esta manera, se logra medir la dimensión de la profundidad de una forma más concisa.

¿Cómo usar un micrómetro analógico?

Principalmente, antes de empezar a usar el micrómetro se debe considerar que este debe de estar totalmente limpio, sin polvo o alguna otra cosa que pueda sesgar el resultado que este vaya a dar, su tornillo es el inicio de todo, gracias a él se miden las dimensiones pequeñas que no se pueden determinar de alguna otra forma.

Aunado a ello, otra cosa a tomar en cuenta es que los micrómetros son sumamente sensibles al calor, por lo que se deben almacenar a temperatura ambiente; para lograr medir algún objeto o pieza la colocamos entre el husillo y el yunque, con ayuda del mango empezamos a girar hasta que la pieza esté sujeta por ambos extremos, recuerda que se debe apretar ligeramente; posterior a esto debes de girar tres veces el trinquete y colocarle el seguro, para que no se mueva de allí y puedas notar las medidas exactas del objeto.

Luego de retirar el objeto podrás notar que la escala graduada te dará la medida en milímetros y la escala de tambor las centésimas de milímetros, después de todo ese procedimiento te resultará bastante sencillo reconocer las dimensiones del objeto que anteriormente fue medido.

Ventajas micrómetros analógicos frente los digitales

Aunque se podría considerar que los micrómetros digitales, son más considerados que los analógicos, una de las grandes ventajas que posee el micrómetro analógico sobre los digitales es que es más duradero y su calidad llega a ser mayor, aunque su baja resolución lo desmejora bastante el micrómetro analógico lleva la delantera en ventas por su bajo costos y la facilidad que presenta en las variaciones cuantitativas, lo que hace la medición de las dimensiones aún más preciso, aunado a ello, no tienen mayor complejidad, se utiliza exactamente como se explica en el apartado anterior.

¿Por qué comprar un micrómetro analógico?

Los micrómetros analógicos son los más recomendados por los expertos, ya que su calidad es mayor a la de otros tipos que hayan surgido con el paso del tiempo, este es sumamente práctico y sencillo de utilizar, por lo que no tendrás que preocuparte demasiado a la hora de usarlo; sus mediciones tanto para las centésimas de milímetro y las milésimas del milímetro son exactas y precisas, no existe error que tenga cabida allí.

Además de que es recomendado por muchos profesionales, el micrómetro analógico es un instrumento de medición muy accesible por su bajo costo, este objeto entonces estaría rompiendo la norma de que lo barato, sale caro. Ya que es muy recomendado a nivel industrial.